16 de agosto de 2009

Todo arte es a la vez superficie y símbolo.


La razón de que nos guste pensar bien de los demás es que tenemos miedo a lo que pueda sucedernos. La base del optimismo es el terror. Pensamos que somos generosos porque atribuimos a nuestro vecino las virtudes que más pueden beneficiarnos.

.

Mi foto
Quilmes, Buenos Aires, Argentina