25 de diciembre de 2009

Yo puedo resitir todo, menos la tentación



(...) Dos años estuvo en la cárcel, trabajando a pico y pala. Sus acreedores remataron todo lo que tenía. Cuando salió, sus libros habían desaparecido de las librerías y sus obras de los escenarios. Nadie lo aplaudía, nadie lo invitaba.
Vivía sólo y a solas bebía, pronunciando, para nadie, sus frases brillantes.
La muerte fue amable. No demoró. (...)

1 comentario:

Let's dance dijo...

Hola, si. Soy tu primer humano. Comentando como una puta viendo aca ocho mil blogs a la vez porque cada uno me gusta mas que el otro o no. Hay algunos que los veo pesimos jeje. Lo admito: El tuyo tiene onda.. TESIGO!

.

Mi foto
Quilmes, Buenos Aires, Argentina