24 de mayo de 2011

Soneto XXIV



Pintores son mis ojos: te fijaron
sobre la tabla de mi corazón,

y mi cuerpo es el marco que sostiene
la perspectiva de la obra insigne.
A través del pintor hay que mirar
para encontrar tu imagen verdadera,
colgada en el taller que hay en mi pecho
al que brindan ventanas tus dos ojos.

Y observa de los ojos el servicio:
los míos diseñaron tu figura,
los tuyos son ventanas de mi pecho
por las que atisba el sol, feliz de verte.

Mas algo falta al arte de los ojos:
dibujan lo que ven y al alma ignoran.

W. Shakespeare

2 comentarios:

hapi dijo...

Hi Fausto, Nice blog! How to add the Glitter Effect Mouse Pointer to your Blog

Sofie P. dijo...

Lindísimo poema. Sin palabras. La pintura es increible! Qué hermosa!

Besitos, S.

.

Mi foto
Quilmes, Buenos Aires, Argentina